Lectura-Biblia

Vale la pena leer toda la Biblia porque ¨toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, redargüir, para corregir, para instruir en justicia¨ (2 Timoteo 3:16). En vista de que toda la Biblia es la palabra de Dios para nosotros, cada libro y cada capitulo tienen un mensaje digno de leer y entender. Aunque nunca podamos comprender todos los misterios de la palabra de Dios, debemos procurar encontrar el mensaje y la verdad de toda la escritura, ¨A fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra¨ (2 Timoteo 3:17).

La Biblia revela la naturaleza de Dios en sus múltiples facetas. Necesitamos obtener una vista panorámica del poder, la ira, el amor, la misericordia, la inteligencia, la sabiduría, la piedad y la grandeza de Dios. De esa manera empezaremos a comprender que Él es el mismo ¨Yo soy¨ del libro de Éxodo, el ¨Yo soy¨ que también dijo: ¨Este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia¨ (Mateo 3:17). Leer toda la Biblia hace que descubramos lo maravilloso que es Dios, que nos habla y que ama al ser humano a quien creo. Como Cristo es Dios encarnado, el Nuevo Testamento debe ocupar un lugar prominente en nuestro plan de lectura Bíblica. Al estudiar la profundidad y la majestuosidad de Dios tal como se revela en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, comenzamos a tener una idea mas clara de lo que Él desea en nuestra relación con otras personas y en nuestra relación con Él.

Leer toda la Biblia es un placer. los distintos géneros literarios que en ella encontramos (poesía, historia, cánticos, proverbios y literatura sapiencial, profecías, cartas y literatura apocalíptica) ofrecen maravillas y deleite para el lector. Por otro lado, leer la Biblia no debe ser una rutina monótona ya que este libro es emocionante, cautivador, inspirador y hasta con toques de humor. Y cuando permitimos que el Espíritu Santo nos hable a través de la palabra de Dios, nuestra lectura pasa de ser un simple deleite a transformar nuestra vida.

Plan de Salvación Listado de Iglesias Cristianas Evangélicas