La Oracion


«La Vida Devocional del Guerrero de Oración»


(Jesús el hijo de Dios) Dijo: “Y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación” (Lucas 22:46)

Amados hermanos y amigos, el Señor Jesucristo demanda de todos nosotros aquí en la tierra, que seamos diligentes en la oración. Y la oración no consiste en hacer repeticiones, ni tampoco es algo estructural en donde se repitan oraciones prefabricadas para cada necesidad, no es así; mas bien es hablar con el Creador y Salvador con toda libertad como si hablásemos con un amigo muy cercano al cual le confiamos todas nuestras intimidades.

(Jesús el hijo de Dios) Dijo: “¿No habéis podido velar conmigo UNA HORA? Velad y Orad para que no entréis en tentación; El espíritu a la verdad está dispuesto, Pero la carne es débil” (Mateo 26:40-41)


«La Vida Devocional del Guerrero de Oración»